Escribir para decir estuve.
Dorothy

De noches raras

Todas las noches planifico mi día y esa noche no fue la excepción. Comencé por decirme: cuáles son tus prioridades, pero no logré ponerme de acuerdo. Hasta que esa lista se convirtió en una cuenta de ovejas pasaron como dos horas, no importa el tiempo, conseguí dormirme.

Una luz y un ruido me despertaron. Con mucho dolor de espalda me levante, casi tumbándome de lado a lado porque tenía sueño, me abrigue,  estornudé cuatro o cinco veces ahora no recuerdo el número. Lo que sí recuerdo es que me dirigí hacia el patio la luz venía desde ahí y al prender la luz de afuera, abrí la puerta pero ese no era mi patio. No podía entender como un patio podía cambiar es más no lo creí. Cerré la puerta indignada y la volví a abrir pero nada el patio seguía sin ser mi patio y  le eché la culpa al sueño me dije: seguro es uno de esos mis sueños raros. Igual se apoderó de mí la chusma y no pude detener a mis dos pies con sus chancletas azules.

Qué hago acá me pregunto,  porque cada vez que en las películas de terror a algún personaje se le ocurría ir a ver algo que nadie le dijo anda a ver solo por el simple echó de ser metido, de chusmear me enojaba. Igual que los últimos de las filas que eran a los que primero agarraban, atacaban o desaparecían. El problema es que estaba yo solita en un patio que no era el mío, pero con una casa a mis espaldas que podía afirmar conocer.

Qué hago acá. En un principio me pareció raro que mi gata no me siguiera,  ella siempre está detrás de mí, parece que la novedad de mi no patio me hizo justificarla muy rápidamente, pensando que es demasiado el frío que hace y que seguro está entre las frazadas de mi cama muy feliz como para querer moverse.

Camine hasta llegar a un limonero y yo no tengo un limonero el único que conozco es el que está en el patio de mi abuela, pero este no es el patio de ninguna de las dos.  Bostecé y me frote los ojos y en ese punto exacto me tope con un huevo. Sí, un huevo pero no chico, ni mediano sino grande y no tenía una cascara dura sino blanda y verde.

Me pregunto si abra un dinosaurio, o acaso un Alien  que asco quise correr a los gritos pero no pude porque como me choque con ese huevo se abrió y me tiro a su interior. No tuve tiempo de pensar en nada porque enseguida me quede pegada en una de sus paredes como un sopapa. Y de esa manera me hablaba es decir, yo escuchaba su voz en mi cabeza. Me dijo que esa era una nave y que no estaba sola por eso levante la cabeza y vi a varias personas, como yo, todos pegados en la pared. Los únicos que caminaban o eso intentaban hacer eran niños de unos seis o siete años que según entendí no eran humanos.

Una señora me hablo y me dijo que lo único que les molestaba era el ruido del vidrio que ni se me ocurriera hacer ruido con los vasos cuando nos dan de beber agua. Parecía todo un sueño o una locura.

Lo que era real o lo parecía, es que estaba volando en un huevo. Suena gracioso. Pero ahí estaba pegada a una pared en el interior de ese huevo verde. Y que no sé qué me hablaba desde adentro de mi cabeza.

La señora se durmió y la voz me hizo ver toda mi vida, me reí porque parecía una película, de esas que pasan en los micros para hacer más ameno el viaje, mi vida entera hasta este momento. Y todas las opciones que tuve, me mostró los caminos que no tome y cuando estaba por llorar me reconfortó saber que terminaba siendo feliz en todos no importaba cual tomaba o toda la lucha diaria el resultado era mi felicidad.

Entre lágrimas me dormí y la señora que estaba al lado mío me despertó cuando el huevo dejo de viajar. En ese momento el huevo se despegó de mí. Y sabía que por ende la voz también.

Nos bajamos y yo me desperté de un sobresalto tan grande, que me golpee la cabeza contra el suelo de mi habitación. El dolor fue tan grande que pegué un grito y mi gata corrió hasta mi para darme un beso en la frente y un Miau reconfortante seguido de un ronroneo que calmo mis ánimos.

Sonreí porque estaba en casa como Dorothy Gale  igualita, pero diferente.

Aunque nos une el universal amor  por nuestro hogar.

http://www.youtube.com/watch?v=zJ6VT7ciR1o

Esta entrada fue publicada el marzo 16, 2013 a las 7:06 pm. Se guardó como Creative Commons, cuento y etiquetado como , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

3 pensamientos en “De noches raras

  1. ▢──────────────▄▄▄▄▄▄▄▄─▄▄▄▄▄▄▄▄─▄▄▄▄▄▄▄▄─▄▄▄▄▄▄▄▄ ▢────▄▄─▄███▄──▌░▄░░▄░▐─▌░▄▄▄▄░▐─▌░▄░░░░▐─▌░▄▄▄▄░▐ ▢────▐▌─▐░█░▌──▌░█▄▄█░▐─▌░█░░█░▐─▌░█░░░░▐─▌░█▄▄█░▐ ▢──▄█████▄█▄█──▌░█░░█░▐─▌░█▄▄█░▐─▌░█▄▄▄░▐─▌░█░░█░▐ ▢╤╤██████████╤╤█▄▄▄▄▄▄█╤█▄▄▄▄▄▄█╤█▄▄▄▄▄▄█╤█▄▄▄▄▄▄█ ▢╧▀▀♥♥▀▀▀♥♥♥▀▀╧▀♥▀▀▀▀♥▀╧▀♥▀▀▀▀♥▀╧▀♥▀▀▀▀♥▀╧▀♥▀▀▀▀♥▀

  2. toda una belleza la noche besitos y que psaes feliz viernes

Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: