Escribir para decir estuve.
ellos son lo importante

Sistema

A  las verdades hay que decírselas diariamente:

Estoy intentando y comenzando a entender como es esto de la vida, de la realidad o por lo menos intento aproximarme un poco.

Y a las verdades hay que decírselas, sino el vaso de verdades no dichas se van juntando, hasta que se dicen en el momento en que no se tenían que decir.

Se podrá tener miles de verdades, pero si te falta una, seguramente tu vida está esperando esa verdad; como cuando querés llorar, pero no sabes porque en realidad sí sabes, pero no lo querés aceptar.

Y a la verdad hay que aceptarla, para que produzca algo bueno en nosotros.

Los momentos son miles, pero siempre elegimos vivir en otro momento. Menos en el que tenemos, hasta que pasa y queremos volver a éste.

Es por todos los no momentos y los momentos que entre vos y yo no hay diferencias y todas mis carencias son como las tuyas.

Producto de un sinfín de malas acciones, de pésimas decisiones y por ser en mi caso un mal ejemplo para lo que el sistema educativo espera;  he ayudado a los ejemplos a que sean mejores que yo. Por eso me dicen mamá y me gusta ser la mamá del corazón de algunas estudiantes, que no saben que hacer con sus vidas, porque acá (en la facultad) el estudiante esta a la deriva y solo. Más allá del inmenso esfuerzo de algunos excelentes profesores. Y del grandísimo esfuerzo de los padres.

Por eso nos decimos las verdades y nos duele aceptar nuestras realidades, pero es así ( como nos dicen los “grandes y sabios” ) y por esto nos asistimos, nos alentamos y así seguimos.

No estoy escribiendo nada en contra de la educación, o de los educadores porque defiendo y quiero a la educación pública y unas de las cosas que me llenan el alma es la enseñanza.

Eso no quita que no sienta y vea nuestra realidad y la de miles de voces solo somos números. Miles de seres que son dejados, para que como a todos la vida les enseñe, que sea igual de difícil para todos, pero esta igualdad homogeniza seres únicos y eso genera tristeza, muchísima tristeza y desesperanza.

Sin oportunidad de sentirse bien por las capacidades, sin oportunidades, sin ayuda, la mayoría nos vamos. Porque el sistema nos cansa, nos desilusiona, nos duele.

Pero que seamos muchos no es malo quiere decir que hay un sistema ( educativo) que esta caduco.

Lo bueno sería crear un nuevo paradigma que nos acepte distintos y únicos. Humanos no máquinas.

Esta entrada fue publicada el febrero 18, 2013 a las 4:15 am. Se guardó como Argentina, Creative Commons, Educación, pensamientos en imágenes, pensamientos/opiniones/notas/puntos de vista y etiquetado como , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: