Escribir para decir estuve.

Renacer

Después de la oscuridad, el nacimiento
sube hasta llenar el cielo de su único
color celeste pero primero es un hermoso
arcoiris.
Naranja, se mezcla con el sonido de las aves,
amarillo, se integra a los cantos matinales.
Verde, se juntó codo a codo con el recién
nacido celeste,
pero recién comienza y todavía falta
para que sea su único color, único ritmo.
Al principio rima con pocos colores
pero no molesta ni al ave amarilla
es más la felicidad de su canto,
que el sueño que tenga la divina Eulalia.
Después de la oscuridad, la luz
que sube, se eleva y nace,
sube se absorbe al mundo y es feliz
atrás quedó el ocaso y el día empieza.

Esta entrada fue publicada el diciembre 30, 2011 a las 11:58 pm. Se guardó como Creative Commons y etiquetado como , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: